¿Cómo optimizar el uso de su impresora?

Cuando llegamos con nuestro nuevo equipo a la casa o la oficina, lo primero que hacemos es sacarlo de la caja y conectarlo. Una vez que está funcionando, nos olvidamos de cualquier documentación que viene con el mismo y aprendemos a utilizarlo por la via de la intuición.

¿ No sería bueno revisar algunos puntos olvidados ?

La Instalación
Los fabricantes de impresoras para el hogar, incluyen generalmente en un CD-ROM, el programa o driver para la impresora que puede ser auto-instalado siguiendo comandos sencillos.
Pero no dude en conectarse a internet y al sitio del fabricante para, de forma gratuita, descargar controladores actualizados.

Funciones de la Impresora
Una vez instalada la impresora es necesario hablar de las funciones de software que los fabricantes incluyen; generalmente estos ayudan al usuario a aumentar la productividad al tiempo que ahorra insumos.
A pesar de que los equipos modernos permiten obtener calidad fotográfica en las impresiones, rara vez los usuarios necesitan utilizarla, es por eso que es prudente, antes de comprar un equipo, indagar sobre las características de la impresora y sus distintos niveles de calidad ( y en consecuencia de consumo de tinta). Un equipo que permite imprimir 2400 por 1200 puntos de resolución, tiene una calidad “borrador” mejor que muchas máquinas inconsistentes presentes en el mercado.
En este sentido es recomendable cambiar la calidad de impresión según el tipo de trabajo que se va a imprimir, esto nos ayudará a mejorar la velocidad de impresión. Al seleccionar una calidad menor, la impresora utilizará menos tinta, aun imprimiendo en colores; y si quisiera ahorrar todavía más, podría seleccionar en el mismo controlador la opción de “impresión sólo en negro”, para los documentos en borrador. De esta manera economizamos tinta y obtenemos impresiones rápidas. La recomendación entonces es familiarizarnos con la posibilidad de seleccionar en el programa de control la opción de impresión rápida y la de monocolor, para imprimir cada archivo con la calidad que corresponde.

Estado de la Impresión y los cartuchos
Otro punto relevante, que es necesario tomar en cuenta a la hora de comprar y utilizar un equipo de impresión, es la posibilidad de ver el avance de sus trabajos de impresión y la cantidad de tinta o tóner que está disponible. De este modo el usuario sabrá cuándo tiene que comprar o sustituir su cartucho usado por uno nuevo. Las buenas impresoras permiten al usuario controlar el estado de lo que se está imprimiendo a través de una interfaz multimedia incluida generalmente en los programas de control.
Una vez usados los cartuchos originales que el fabricante “regala” en la caja
de la impresora reciién comprada, no dude en buscar cartuchos reciclados o compatibles con su impresora.
Olvidese de las recomendaciones de lso fabricantes que le auguran el deterioro o pérdida de calidad de su impresora por usar este tipo de cartuchos reciclados o compatibles, a menor precio.
El negocio de lso fabricantes es vernderles cartuchos caros.

Ahorros en Impresión
Existen otros factores en los cuales puede obtener un buen ahorro, reduciendo aun más los costos de impresión por página; en primer lugar le recomendamos adquirir una impresora que cumpla con la norma “Energy Star” que indica que la máquina disminuye su consumo de electricidad cuando está en “reposo”.
También podemos ahorrar en costo de papeles y de tinta, cuando los equipos nos permiten imprimir hasta varias páginas virtuales en una sola hoja tamaño carta. Este recurso se llama página virtual o impresion multi-up y lo maneja directamente el programa de control de la impresora, independientemente de la aplicación desde la que estemos imprimiendo. Esta utilidad ya está disponible en muchas Inkjets y en la mayoría de los equipos láser.
Siguiendo con la misma idea de economía de papel, tenemos la posibilidad de impresión por las dos caras de la hoja, o impresión doble faz, que puede ser manual o automática. Este es un concepto ya antiguo en el caso de las impresoras láser de red de mayor tamaño, pero hoy comienza a estar disponible en impresoras chorro de tinta económicas y con un poco de paciencia lo podemos lograr en cualquier impresora, alimentando el papel de forma manual.

El servicio técnico
Un punto importante al adquirir un nuevo equipo es saber cuál es la duración y el tipo de servicio que el fabricante provee durante y después de expirada la garantía. Comprobarlo el día que tengamos un problema, puede ser bastante penoso. Por esto es importante evaluar, al momento de la compra, como será la garantía que el fabricante nos brindará y si tiene infraestructura de ayuda que nos permita consultar cualquier duda que tengamos al respecto.
La experiencia dice que 70% de casos en que “la máquina no funciona” se puede arreglar por teléfono con la ayuda adecuada, ya que las fallas no se originan necesariamente por un desperfecto mecánico, muchas veces es el “driver” o controlador el que no ha sido bien instalado o ha desaparecido, las conexiones pueden estar flojas o simplemente nos olvidamos de quitarle el seguro al cartucho. Algunos fabricantes, disponen de un servicio de ayuda telefónica gratuita para que los usuarios puedan resolver cualquier duda e incluso para contactar al fabricante en caso de un desperfecto.
En resumen, es importante que nos familiaricemos con los pequeños detalles del equipo que vamos a adquirir o hemos adquirido para maximizar las ventajas que nos ofrecen los fabricantes de los mismos, si leer el manual no es de nuestro agrado, sería bueno adquirir equipos que cuenten con un centro de ayuda telefónica en nuestro idioma, que nos permita consultar rápidamente sobre los productos que ofrecen, la garantía y los beneficios agregados.