Impresoras

Impresoras: Un invento que nos ha cambiado la vida

Aunque en la actualidad existen sistemas computarizados para guardar documentos, trabajos, fotografías e información en cualquier formato, todavía sigue siendo necesario tener archivados estos documentos de forma física, bien sea para procesos legales, asignaciones estudiantiles u otros papeleos.

Las impresoras facilitan la obtención de documentos almacenados en un ordenador, de forma rápida y siguiendo las especificaciones exactas de dicho documento. Con el avance de la tecnología, las impresoras han mejorado en mecanismos de funcionamiento, formas de impresión y demás, lo que ha permitido que las personas obtengan documentos o fotografías con resultados nítidos, de excelente calidad y en un muy corto tiempo de impresión.

¿Qué son las impresoras?

Se conoce como un tipo de dispositivo periférico del ordenador, el cual nos permite producir una gama de textos o gráficos de documentos almacenados en un formato determinado dentro de dicho ordenador. Esta reproducción impresa es permanente a través de medios físicos donde por lo general es utilizado el papel, los cartuchos de tinta o mediante la tecnología láser (tóner) de acuerdo a cada caso.

Hay quienes utilizan las impresoras como dispositivos periféricos permanentemente unidos a las computadoras mediante un cable, sin embargo existen otras impresoras denominadas “impresoras red” las cuales cuentan con una interfaz de red interna (ethernet o wireless) para imprimir en papel cualquier documento para los usuarios conectados a la red.

Existen impresoras que cuentan con un escáner y funcionan como fotocopiadoras; este tipo de aparatos electrónicos son diseñados para imprimir trabajos repetitivos de bajos o altos volúmenes, en períodos de tiempos largos o cortos y con calidades establecidas de acuerdo a su diseño, marca, mecanismo de función y modernidad.

Las impresoras más actuales y con mejor funcionamiento del mercado son las reconocidas impresoras por mecanismo láser, las cuales trabajan mediante sistemas de xerografía que alcanzan los resultados profesionales en un muy corto período de tiempo.

Clasificación de las impresoras según su mecanismo de funcionamiento

Por lo general las categorías de las impresoras están divididas en dos subcategorías, las cuales son: impresoras de impacto e impresoras sin impacto. A continuación te explicaremos sus divisiones para que puedas identificarlas con mayor facilidad.

  • Impresoras de impacto: suelen dividirse en las impresoras de margarita y las impresoras matriciales, basadas de acuerdo al número de agujas que contienen en su cabezal: 9, 18, 24, entre otros.

  • Impresoras sin impacto: son el tipo de impresora más utilizado en la actualidad, abarca prácticamente todos los mecanismos de impresión que conocemos, tales como: las impresoras láser, las térmica y las de inyección de tinta.

Así mismo, existen algunos criterios que nos ayudan a clasificar las impresoras, puesto que hoy en día existen impresoras de muchos tipos y es necesario tener una clasificación establecida para decidir cuál se adapta mejor a nuestras necesidades dentro del hogar o la oficina.

  • Tecnología de impresión

El proceso de imprenta se puede llevar a cabo bajo diferentes mecanismos de tecnología de impresión y es que con el avance de la tecnología, cada vez son más las formas de impresión diseñadas para mejorar la calidad del resultado final.

De acuerdo a su tecnología, el año y los elementos de fabricación las impresoras pueden tener distintos niveles de calidad de imagen, coste, ruido de impresión y velocidad, así como también ciertas tecnologías inapropiadas para algunos tipos de medios físicos, como el papel transparente o el papel carbón.

  • Formación de los caracteres

Existen de dos tipos: los caracteres de puntos matriciales y los caracteres con trazo continuo. Los caracteres de puntos matriciales están elaborados por patrones de puntos independientes y abarcan las impresoras de tipo matriciales, térmicas y de inyección. Por otro lado, los caracteres con trazos continuos están formados en su totalidad por trazos seguidos, tal como lo haría una impresora de margarita.

Se dice que las impresoras láser son matriciales, sin embargo por el tamaño reducido de sus puntos con alta densidad y la gran nitidez de impresión, también se podría considerar como trazos continuos.

  • Método de impresión

Existen al menos 3 tipos de métodos de impresión: página por página, línea a línea o carácter a carácter.

Página por página: se trata de impresoras modernas con mecanismos electrofotográficos, un buen ejemplo son las impresoras láser.

Línea a línea: por lo general son utilizadas en medios industriales o centros de cálculos. Existen de 3 tipos: las de cinta, las de tambor y la de cadena.

Carácter a carácter: quizás es el método de impresión más utilizado, debido a que se encuentra en impresoras de inyección de tinta, las impresoras térmicas, las matriciales y de margarita.

  • Método de transmisión

Los métodos de transmisión se basan en los medios utilizados para enviar los datos a la impresora desde el ordenador. Podría ser paralelo, que se trata de transmisión byte a byte o de serie, que se transmite bit a bit.

Algunas versiones más convencionales están disponibles en paralelo y en serie, inclusive unían ambas formas en una sola opción, aumentando la facilidad para instalarlas. Hoy en día, la tendencia se basa en las impresoras a través del método USB.

  • Capacidad de impresión

Representa la capacidad que tiene la impresora de plasmar texto o gráficos en las superficies a imprimir. Las impresoras de solo texto tienen únicamente capacidad para imprimir símbolos y caracteres, así como las impresoras de bola, de margarita, algunos tipos de impresoras matriciales y de láser.

Existen también las impresoras que admiten tanto texto como gráficos, las cuales reproducen todo tipo de imágenes plasmándolas como patrones de puntos, algunos ejemplos de ellas son las impresoras de inyección de tinta, las matriciales y las de láser.

Métodos de impresión: los 3 más utilizados

Los agigantados pasos de la tecnología nos permiten innovar en diferentes ámbitos de la vida y facilitar muchas de nuestras actividades rutinarias; cada día se diseñan nuevos mecanismos, electrodomésticos y aparatos electrónicos en general que nos ayudan a mejorar nuestra calidad de vida y realizar tareas que antes no podíamos haber hecho.

Existen diferentes métodos de impresión, no obstante con el avance del tiempo hay algunos que han quedado en el olvido, por tanto te mostraremos sólo los más conocidos y utilizados en la actualidad.

  1. Impresión por tóner o láser

Las impresoras térmicas e impresoras láser son conocidas por utilizar este método para adherir tóner al medio de impresión, basándose en el principio de la xerografía; es utilizad en la gran mayoría por las fotocopiadoras. Funciona adhiriendo tóner a un cilindro fotosensible mientras utiliza electricidad estática para trasmitir el tóner al medio de impresión, el cual se une entre sí debido a la presión y al calor.

Las impresoras láser tienen una excelente reputación debido a la altísima calidad de impresión, la velocidad con la que imprimen y sus bajos costos de copias. Este tipo de impresoras son utilizadas en aplicaciones escolares, de oficina y de comercio, sin embargo no son muy utilizadas por usuarios regulares, puesto a que su costo inicial es un poco elevado.

Este tipo de impresoras está disponibles tanto en color como en medios monocromáticos. A diferencia de otras impresoras, las impresoras por láser son muy silenciosas, trabajan rápidamente, evitan los atascos del papel debido a un mecanismo de posicionamiento y por si fuera poco, son capaces de imprimir volúmenes bajos o altos.

  1. Impresión por inyección de tinta

Las impresoras de inyección de tinta, también conocidas por su término inglés “Ink Jet” funcionan a través de un mecanismo que rocía cantidades mínimas de tinta a la superficie de impresión, por lo general utiliza unos picolitros. Las impresoras de inyección son dispositivos en color o monocromáticos, conocidas también como impresoras fotográficas.

Este tipo de impresoras tienen un costo inicial bajo en comparación a las impresoras láser, sin embargo tienen un coste por copia un poco más alto, puesto que la tinta y los cartuchos deben ser reemplazados frecuentemente debido a su corto tiempo de vida. Por otro lado, las impresoras de inyección no cuentan con mucha velocidad de impresión y son un poco más ruidosas que las impresoras láser.

  • Impresión de tinta sólida

También denominadas impresoras de cambio de fase, son un tipo de impresoras de transferencia térmica que utiliza barras sólidas en tinta de color CMYK. Su funcionamiento está basado por el escurrimiento de la tinta que se derrite y alimenta una cabeza de impresión operada por un cristal de tipo piezoeléctrico, como lo es, por ejemplo, el cuarzo.

Esta cabeza distribuirá la tinta en un tambor engrasado y a continuación, el papel pasa por encima de dicho tambor y así es como la imagen es transferida en su superficie. Son utilizadas como impresoras en color para oficinas, puesto que además son muy útiles para imprimir transparencias y otros medios poco porosos, consiguiendo resultados profesionales y muy rápidos.

No es muy conocida puesto que su mecanismo tecnológico de funcionamiento requiere un alto gasto energético debido a los largos períodos de espera de la máquina, mientras prepara su sistema térmico.

Las impresoras de acuerdo a su velocidad de impresión y calidad de impreso

Es posible diferenciar los tipos de impresoras de acuerdo a su velocidad de impresión y calidad final del producto impreso. Por ejemplo, las impresoras de caracteres (matriciales) son capaces de imprimir en un estimado de 200 y 400 caracteres por segundo, que representaría de 90 a 180 líneas por minuto.

Las impresoras de línea están basadas en un gran rango de velocidades, las cuales han incrementado con el gran avance de la tecnología, logrando imprimir desde 400 a 2000 líneas por minuto. Por su lado, las impresoras de inyección de tinta son utilizadas en entornos domésticos, puesto que tienen precios más asequibles que el resto de los sistemas de impresión, aunque requieren un mantenimiento más cuidadoso.

Para impresiones en blanco y negro son muy utilizadas las impresiones por páginas, la cual tiene un rango de velocidad entre 4 y 800 páginas por minuto, representando una velocidad bastante avanzada de acuerdo al modelo y marca de la impresora. Las impresoras más adecuadas para las oficinas son las impresoras de papel continuo, puesto que funciona a través de matriz de puntos.

No obstante, para oficinas o papeleos que requieran mejor calidad de impresión es necesario utilizar impresoras láser, las cuales son capaces de imprimir de forma ahorrativa, rápida, sencilla y con resultados absolutamente profesionales.

Ventajas y desventajas de las impresoras

Los aspectos positivos y negativos de las impresoras van a variar de acuerdo al tipo de impresora, puesto que los mecanismos de función son diferentes, así como las velocidades, la calidad, el costo y demás, por tanto, te presentaremos algunas de las ventajas y desventajas de 3 de las impresoras más comunes.

  • Impresoras de inyección de tinta

Este tipo de impresoras son económicas y pueden imprimir imágenes y texto de forma rápida y de buena calidad, sin embargo no son capaces de imprimir texto en blanco y negro de forma más rápida y barata que las impresoras láser. Su coste inicial es muy bajo, sin embargo el mantenimiento podría representar un gasto adicional mayor.

  • Impresoras láser

Utilizan un mecanismo similar al de una fotocopiadora, pueden producir hasta 20 páginas por minuto, de excelente calidad y con precios asequibles para casi todas las personas.

Son muy utilizadas en oficinas, papelería y comercios ya que tienen la capacidad de imprimir volúmenes de cualquier tipo con resultados inmediatos y totalmente nítidos. Quizás su única desventaja es la impresión de fotografías a color, que resulta mejor en las impresiones de inyección de tinta.

  • Impresoras todo en uno

También llamadas las impresoras multifuncionales, combinan el mecanismo de función de escáneres, fotocopiadoras e impresoras en un solo equipo. Aunque son un poco más costosas que las impresoras convencionales, para la mayoría de las personas resulta preferible invertir en un solo equipo con todas las funciones que en varios equipos individuales.

En definitiva, para la mayoría de los estudiantes, empresarios, gerentes, profesores y demás, el uso de impresoras es indispensable casi a diario, puesto que gracias a su buen funcionamiento es posible tener de forma rápida, segura y poco costosa, aquellos documentos que tengamos almacenados en nuestro ordenador.

¿Cómo elegir su impresora?

Consejos o guía por si tienes en mente comprar una nueva impresora. Me ha gustado mucho y os la paso a resumir ahora mismo. Puede ser muy útil ante el mercado actual, en el que hay impresoras láser más baratas que las de inyección de tinta y las de calidad fotográfica se confunden con las que no están tan pensadas para estos menesteres. Y encima, las multifunción.

Creo que en todos los casos, el presupuesto casi siempre marca la elección.

* Escoge impresora de inyección de tinta o láser de acuerdo a la carga de trabajo que le des: para menos de 3.000 copias al mes, la de inyección de tinta suele ser la mejor opción.

* En cuanto a la resolución debes de tener en cuenta si imprimirás fotos en ella o no. Si la respuesta es negativa, una con resolución de 300 a 600 ppp es más que suficiente, mientras que para las fotografías es necesario mayor resolución, de 1200 a 4800 ppp.

* Si el uso no nos determina demasiado la impresora a comprar, un aspecto a tener en cuenta es el precio de los cartuchos, así como la autonomía de los mismos en copias impresas. Haz tus cuentas y decídete por la que más te convenga económicamente. A veces, sale más barato una impresora nueva que comprar los cartuchos de la misma.

* Relacionado con los cartuchos, es importante comprar a ser posible impresoras que lleven cartuchos separados para cada color. Así, se se agota alguno, no tendremos que cambiarlos todos, cosa que sí ocurre cuando la impresora sólo lleva un cartucho o dos y se gasta algún color más que otro. Tendremos que tirarlo aunque haya alguno sin agotar.

* Si tu cámara de fotos lo permite y quieres sacarle provecho, la opción de una impresora inalámbrica, ya sea WiFi o con tecnología Picturebridge es tu opción.

* La velocidad de impresión sólo resulta importante si sueles imprimir bastante. Con unas cuantas hojas cada tanto no debe ser determinante.

* Si quieres ahorrarte líos y espacio y las características se amoldan a tus necesidades, las multifunción es lo que andas buscando.

Impresora láser o chorro de tinta : una breve comparación

Pese a todos los vertiginosos avances que ha hecho la informática en los últimos años, y por mucho que haya mejorado la forma de comunicarse con los demás o la manera de leer datos que se muestren en una pantalla, sigue siendo imprescindible tener en el escritorio una buena impresora, sobre todo si el ordenador se va a usar para trabajar. Estas son algunas de las claves fundamentales a la hora de decidirse por una impresora determinada.

Pese a todos los vertiginosos avances que ha hecho la informática en los últimos años, y por mucho que haya mejorado la forma de comunicarse con los demás o la manera de leer datos que se muestren en una pantalla, sigue siendo imprescindible tener en el escritorio una buena impresora, sobre todo si el ordenador se va a usar para trabajar. Estas son algunas de las claves fundamentales a la hora de decidirse por una impresora determinada.

1.-La mayor decisión, y casi la única que tiene que tomar, es la de la tecnología de impresión: tinta o láser. Atrás quedan los tiempos de las impresoras matriciales (o de matriz de punto), que sólo siguen dando buen resultado en los comercios –para los tiques de compra-. Las impresoras láser son más caras que las de chorro de tinta, pero con el precio de sus cartuchos ocurre exactamente lo contrario, así que para decidirse por una u otra, el principal parámetro debe ser el volumen de uso.

2.-¿Cuánto es eso? Sólo tiene que echar cuentas. Si imprime menos de 3.000 páginas al mes (o unas 100 al día, para entendernos), el menor consumo de su impresora láser no compensará, y será mejor que compre una impresora de chorro de tinta. Lo mismo ocurresi quiere imágenes repletas de tonos en uso doméstico. Y si su trabajo le obliga a imprimir un volumen superior de páginas, el láser es su opción.

4.-Otras cosas a tener en cuenta: la resolución. Es probablemente el parámetro más importante. El lustre de los documentos escritos o la calidad de las fotos que imprima con su dispositivo dependen directamente de este valor, que se mide en puntos por pulgada (ppp en español, o dpi en sus siglas en inglés). Si sólo quiere imprimir textos, 600×600 ppp son suficientes, pero si sus trabajos van a incluir alguna imagen, elija modelos con más resolución (hasta 1200 x 4800 ppp).
5.-El precio de los cartuchos. Quienes compran su primera impresora se escandalizan fácilmente por el hecho de que el precio de dos recambios de tinta cuesten más que el propio aparato. Pero es así. Y por eso es bueno que a la hora de comprar la impresora tengamos en cuenta dos valores: primero, el número de páginas que se pueden imprimir con cada cartucho (se puede leer en las especificaciones de la impresora), y en segundo lugar, el precio en el mercado de esos cartuchos. Una simple cuenta nos dirá qué marca va a resultarnos más barata (dependiendo, una vez más, del uso que vayamos a hacer).

6.-Mejor colores separados. Las impresoras utilizan un sistema de varios colores (Cian, Magenta, Amarillo y Negro en primer lugar o Rojo, Verde y Azul en segundo lugar) para crear todos los colores de la gama. El problema es que casi nunca van a utilizar por igual todos los colores que almacenados dentro de un cartucho de tinta de color. Así que si un cartucho contiene tres colores y sólo gasta uno de ellos, habrá pagado por los otros dos, aunque no los haya usado al máximo. Por eso, si es posible, elija modelos que tengan un cartucho para cada uno de los colores. Así aprovechará hasta la última gota, literalmente.

7.-La velocidad de impresión. Si va a usar la impresora una vez a la semana, quizá no le importe demasiado este parámetro, pero al fin y al cabo, ¿quién no prefiere tener lo mejor al mismo precio? Cuando compre una impresora consulte la velocidad a la que es capaz de imprimir en cada uno de los modos de calidad (óptima, normal y borrador), medida en páginas por minuto (ppm).

8. También avanzan en el mercado, aunque siguen siendo residuales, las impresoras de fotos. Son un tipo específico de aparato de chorro de tinta: su resolución es mucho mayor que las normales, siempre usan cartuchos separados por colores, y disponen de más funciones: posibilidad de conectar directamente la cámara de fotos (en casos en que la cámara y la impresora son del mismo fabricante) y de imprimir pulsando un solo botón, pantalla de previsualización de la instantánea, impresión sin márgenes, ranuras multiformato para tarjetas flash (las que almacenan las fotos en las tripas de una cámara). Una buena idea si no le gusta cómo le revelan las fotos en la tienda de la esquina… excepto por su precio. Aparato y consumibles siguen siendo bastante costosos.

9.-Los “multifunción”. Son un híbrido que aprovechan el espacio que, a la fuerza, ocupa una impresora, para integrar en ella otros aparatos, como el escáner, un fax, e incluso el teléfono. Su principal ventaja, además del evidente ahorro de espacio, es que salen más baratos que si compramos cada uno de los periféricos por separado. Son más caros, eso sí, que una impresora normal.

 

Impresoras
Rate this post