¿Cómo funciona una impresora láser?


Calidad y velocidad son las principales características de una impresora láser, invento de Gary Starkweather para el año 1970, que ha dejado hasta ahora grandes beneficios, sobre todo, al sector empresarial, para el que fue creada desde un principio.

Su comercialización inició años más tarde, específicamente en 1977 y, desde ese momento, industrias en todo el mundo entendieron las ganancias que dejaría en cuanto a tiempo, recurso y dinero, por lo que aún se mantiene vigente.

Resulta indispensable para las oficinas que se ven en la necesidad de imprimir gran cantidad de papel todos los días, cuyos gastos serían insostenibles con una impresora convencional o de tinta.

Estas impresoras de láser son altamente efectivas, ya que permiten la impresión de calidad y a gran velocidad gracias a un proceso denominado xerografía.

Estas ventajas la han hecho tan notorias que también en casa, a través del uso doméstico, le han sacado bastante provecho.

Aunque las impresoras por inyección de tinta tienen un margen de calidad alto son lentas y el gasto por hoja es bastante elevado, por lo que las han ido deslazando del mercado por las impresoras láser, las cuales, además, pueden sacar cantidades considerables de hojas a mucho menor precio.

Su sistema está basado en algunos dispositivos como el tambor o cilindro fotoconductor que realiza procesos de carga y descarga de contenido mediante la utilización de la luz, es decir, de un láser. Todo el procedimiento de la impresión deriva de este pequeño dispositivo.

El funcionamiento se puede describir de la siguiente manera:

1.- El cilindro central es cargado por energía positiva a través de una corriente derivada de un filamento, también conocido como corona de carga. Esto sucede cuando la impresora recibe la orden de que debe imprimir, desde un ordenador o un teléfono inteligente.

2.- Después de que a la corona de carga llega toda la señal, el cilindro empieza a girar a la misma velocidad que un rayo proveniente del láser.

La señal de la que se está hablando es generada por un dispositivo conocido como unidad láser, que está ubicado dentro de la misma impresora.

3.- El láser envía al cilindro descargas negativas de energía, lo que crea una especie de imagen electroestática propia del documento seleccionado para imprimir.

4.- Cuando el cilindro genera las cargas positivas y negativas al mismo tiempo, una especie de polvo con energía positiva se ajusta a la parte negativa del cilindro, lo que hace que este obtenga la imagen que se desea imprimir.

5.- A continuación, la imagen anteriormente mencionada se fija al papel mediante gracias a la energía negativa proveniente de la corona de transferencia, la cual contiene mucha más intensidad que la que genera el cilindro o tambor.

6.- El último paso durante el proceso de impresión proviene de dos rodillos, encargados de impregnar de tónel al papel, para luego someterlo a un proceso rápido de secado mediante el calor.

Es importante destacar que el papel utilizado para impresiones de este tipo también posee características particulares que describiremos más adelante.

7.- Otro paso es que la tinta restante es retirada por una lámina de plástico, mientras que el cilindro es limpiado por un haz de luz de cargas, dejando la impresora completamente lista y dispuesta para un nuevo proceso.

Es importante destacar que este último proceso la hace la máquina de manera automática.

Puedes conocer más acerca de estas impresoras y sus funciones dando click aquí

Ventajas de una impresora láser

Ya se ha descrito cómo funciona una impresora láser, ahora se conocerá cuáles son sus ventajas:

1.- Velocidad: A diferencia de otras impresoras que imprimen línea por línea, las del tipo láser sacan las hojas completas, lo que las hace mucho más veloces. Ya se ha dicho mucho acerca de esta característica, al parecer, la más notoria.

Se mide por páginas por minutos (PPM) y, según el tipo o marca de la impresora y lo que se vaya a imprimir, el tiempo puede variar entre 15 y 20 PPM.

Los dispositivos tradicionales son más lentos, primero se debe esperar 40 segundos a que máquina caliente, luego otros 15 para iniciar el proceso de impresión.

2.- Silenciosa: El proceso prácticamente no genera ningún tipo de sonido, pues no tiene ventiladores de enfriamiento, a diferencia de otras impresoras por inyección de tinta que son mucho más ruidosas.

Esta es una de las características que más gusta, más aún en oficinas de trabajo.

3.- Precisión y calidad: Un plus de estos dispositivos es que la tinta no se corre. Su precisión se puede notar tanto en el texto como en las imágenes.

Ha quedado atrás el tiempo en que podías apreciar la poca calidad del producto de otro tipo de impresoras.

Tanto operadores como clientes de algún negocio que requieren de servicios de impresión agradecen sobremanera la calidad que ofrece este tipo de dispositivos.

4.- Reduce costos: El valor por hoja es mayor debido a que el volumen de impresión es más elevado, a pesar de que los cartuchos y tónel de una impresora láser es mucho más costosa.

Otra de las ventajas es que no consume tanta energía eléctrica, por lo que también por ello puedes ahorrar más dinero.

En definitiva, muchas pequeñas, medianas y grandes compañías a nivel mundial están utilizando las impresoras láser, pues conocen de su calidad y precisión; además, que, aunque no lo creas, son capaces de optimizar procesos, sobre todo, en ciclos exigentes de trabajo.

Impresora láser multifuncional

Es importante que sepas que este tipo de impresoras pueden ser láser, láser a color o multifuncional. Cualquiera que escojas te garantiza la calidad que estás buscando para tus impresiones.

Pero a la hora de adquirirlas es necesario que hagas una relación entre marcas y precios, para que puedas escoger entre la multiplicidad de modelos disponibles en el mercado la que mejor se adecue a tus necesidades.

Es importante para tu elección que conozcas las características de algunas para que impere dentro de tu valoración y tu posterior elección.

Entre las más populares se encuentran:

1.- Brother DCP9015CDW: Imprime 18 páginas por minuto y, además, viene con WiFi. Es de calidad y, en comparación a las demás, su precio no es tan elevado.

Combina la impresión a color y blanco y negro con la misma calidad. Tiene sistema de escáner tipo A4 y es, quizá, una de las mejores impresoras láser multifuncionales hasta ahora en el mercado.

Sus dimensiones son 410x483x410mm y pesa poco menos de 25 kg, ofrece impresión remota y a doble cara.

La conexión de WiFi puede ser inalámbrica y por cable, además, tiene fotocopiadora, lo que significa una cualidad verdaderamente útil en un aparato de este tipo.

Su capacidad es de 250 hojas y cuenta con una pantalla táctil de aproximadamente 9 centímetros capaz de hacer aparecer una especia de teclado cuando el operador quiera. Deesta manera puedes manipular a tu antojo o requerimiento el dispositivo.

2.- Brother MFCL2700DW: Imprime solo en blanco y negro, pero su calidad está garantizada. También ofrece servicio de WiFi.

La impresora como tal y el mantenimiento previo sale a precios súper bajos.

Puedes aprovechar las bondades de este dispositivo si tienes la intención de adquirirlo. Es una de las impresoras más económicas que hay en el mercado.

Además de imprimir (a doble cara), escanea, saca copias, tiene WiFi y Ethernet. Es una opción que puedes considerar.

La calidad de los textos y gráficos son muy buenos y también bastante precisos, muchos la prefieren por esta característica.

Aunque contiene varias funciones, tiene algunas limitaciones como el color de la impresión y sirve, sobre todo, a aquellas personas que no sacan a menudo fotos, imágenes, entre otras, por ser solo en blanco y negro como ya se había mencionado.

Es apta para los trabajos en el hogar o en oficinas donde el flujo de trabajo no es muy alto.

Es en teoría un poco más lenta que las demás, pues imprime a 20 segundos por hoja, escanea un poco más lento que el tiempo promedio y las copias a blanco y negro se imprimen con un tiempo de 12 segundos y medio. Pese a esto, no se le puede considerar desventajas.

3.- HP color LaserJet Pro MFP M277 dw: Es la más recomendada para el trabajo de oficina. Es, de todas, la más profesional.

Tiene alta calidad ya sea a color o blanco y negro. Por su puesto, cuenta con servicio de WiFi. Su velocidad está por encima de la media.

Su capacidad es de 150 hojas, por lo que no es muy recomendada para trabajos constantes. Deberás revisar periódicamente la bandeja para saber la cantidad de papel impreso, cuándo y cuánto debes recargar.

Sirve perfectamente para resolver asuntos más domésticos; sin embargo, su calidad no está en discusión, ya que la precisión con la que imprime es una de las mejores.

Combina rapidez con calidad de impresión, además, se dice que el sistema de escaneo es sustancialmente mejor que otras.

Te da la posibilidad de imprimir textos o imágenes directamente de alguna páginas web, pero también desde teléfonos inteligentes y tablets, a través de una conexión Accent Point.

Lo mejor de todo es que no ocupan demasiado espacio, pues son relativamente pequeñas. Pesa al rededor de 18 kg.

Una de sus principales ventajas es que imprime a calidad cualquier material destinado a la publicidad o marketing.

¿Qué tipo de papel utiliza la impresora láser?

Las opciones son cada vez más variadas. El tipo de papel podrá ser escogido dependiente el tipo de comunicación que quieras dar. Aquí te presentamos algunos:

1.- Adhesivo xerográfico: Es uno de los más utilizados para la impresión láser. Los expertos aseguran que mientras más liso y más blanco sea este papel, los resultados de impresión serán más claros y nítidos.

Se recomienda el uso de papel menos costoso para diseños antes de que imprimas la versión final del trabajo en cuestión. También se sugiere evitar cualquier tipo de papel que tenga los bordes mal cortados.

2.- Transparencias:Sirven para imprimir páginas para retroproyectores o transparencias para cualquier documento destinado a alguna presentación.

El más indicado para este caso son las películas de transparencia hechas a base de plástico que sean compatibles con láser. De lo contrario, pudiera generarse un desperfecto.

El operador de la máquina debe verificar al momento de colocar las transparencias que las haya ubicado de forma correcta con su primer lado de imagen. Hay que tomar en cuenta la precisión.

3.- Papeles especializados: Estas hojas deben resistir el calor emitido por el fusor de la impresora láser, el cual asciendo los 200 grados Fahrenhei o 93,33 grados Celsius.

Son papeles de diseño que sirven para documentos de una empresa. En definitiva, pueden ser translúcidos o decorativos. Hay mucha variedad al respecto, solo debes escoger el que más se ajusta a tus necesidades.

4.- Etiquetas: Este necesita tener ciertas características que se acoplen a la impresora láser, de esta manera, se garantiza un resultado óptimo sin que dañes el equipo.

Siempre debes estar atento y verificar que cualquiera que sea la opción de papel que vayas a elegir, tienes que verificar que sea compatible con la impresora para evitar futuros inconvenientes.

Partes de una impresora laser

1.- Bandeja: Es donde se colocan las hojas que serán impresas, deben ser colocadas correctamente.

2.- Cubiertas: Protegen internamente el aparato, además, es lo que le brinda estética.

3.- Bandeja de salida: Es la que se encarga de sacar las hojas donde se haya impreso el texto o imagen.

4.- Panel: Es una especia de pantalla tipo LED que se encarga de informar cuál es el estado de la impresora, es decir, si está dañada, encendida, apagada o atascada.

5.- Conector de tres patas: Es donde se conecta el cable de alimentación.

6.- Puerto USB: Es para establecer comunicación entre la impresora con la computadora o dispositivos móviles.

7.- Puertos Centronics: Permite comunicación paralela con la computadora.

8.- Ranura para memoria: Es allí donde se puede introducir una memoria adicional.

9.- Interruptor: Botón especial para encender o apagar la máquina.

¿Qué tipo de impresora láser vas a necesitar?

1.- Una impresora láser monocromática, es decir, una que imprime a blanco y negro, será muy útil para una persona que con regularidad desee sacar fotos. La puedes usar en casa y, por qué no, en tu oficina.

2.- Una multifuncional tipo láser a color bien la puedes tener en tu casa para trabajos más domésticos, lo que te interesa es que tenga muchas conectividades para poderla ajustar a cualquiera de tus dispositivos móviles, ya sea iPad, iPhone o Android.

Estos equipos tienen ranuras para las tarjetas SD de tu cámara fotográfica, desde donde tendrás la oportunidad de imprimir sin ningún inconveniente.

3.- Para los negocios o para tu oficina, la mejor opción es una máquina que imprima a doble cara. No son difíciles de usar y su principal cualidad es que imprime hojas por ambos lados sin que tengas tú que voltearla de forma manual.

Este tipo de máquinas reduce tiempo y optimiza considerablemente la labor realizada.

4.- También ideal para la oficina está la multifuncional láser a color, pues por el ritmo de trabajo requerirías una máquina con una bandeja más amplia, de mayor capacidad, en la que puedan entrar el mayor número de hojas posible.

Lo más importante al respecto es que, gracias a los avances de la tecnología, existe en el mercado una gama amplia de impresoras láser que puedes usar, según tu conveniencia o el tipo de trabajo que quieras realizar.

Sabemos que la prioridad de este tipo de equipos es que puedas imprimir, pero las ventajas de la multifunción ha dado grandes oportunidades y requerirás solo de un dispositivo que puede hacer muchas funciones como sacar copia, escanear, entre otras, a precios realmente accesibles.

Conclusiones y recomendaciones finales

Desde su creación en 1970 hasta nuestros días, la impresora láser ha evolucionado notoriamente, siempre con la finalidad de optimizar el trabajo y hacer para la vida más fácil.

Por ser multifuncional, una sola máquina hace el trabajo de varias, por lo que no ocupa demasiado espacio y los gastos operativos son reducidos. Definitivamente, es una excelente opción a considerar.

Se agradece sobremanera el hecho de que sean mucho más rápidas y su impresión de gran calidad, ambas cualidades que sobresalen del resto, razón por la cual es imprescindible que a la hora de escoger una impresora sea de tipo láser.

Las hay para impresiones solo a blanco y negro, pero también a color, pero todo dependerá de lo que realmente vayas a necesitar.

Actualmente, el mercado está lleno de impresoras láser, de cualquier modelo, tamaño o marca, disponibles para el cliente quien, luego de una valoración exhaustiva de las características ya descritas, deberá escoger la que mejor se ajuste a sus necesidades.

Son ideales para las labores en la oficina o para tu empresa, sector para las que fueron creadas desde un principio; pero también, son perfectas para el hogar por todos los beneficios que ofrece.

¿Aún lo estás dudando? Pues no lo pienses demasiado, recuerda que un dispositivo con las características que ya hemos descrito redundarán en ganancias y también un mejor servicio.

¿Cómo funciona una impresora láser?
Rate this post